Dios, el voyeurista.

junio 10, 2008

Visitando blogs que acostumbro leer de vez en cuando, me encontré con este escrito en un blog católico, el cual aunque no comparto sus opiniones, igual lo leo. El post al que me referiré es un perfecto ejemplo de un argumento cristiano: intenta discutir un argumento en particular, y termina discutiendo todo menos lo que intentaba discutir. Es una buena forma de aparentar tener la razón, sin siquiera entrar en los méritos del argumento o pregunta en cuestión.

El post comienza con el título: ¿Por qué niegan algunos la resurrección de Cristo? Bien, yo pensaba que el post trataría sobre porque algunos niegan la resurrección de Cristo, entiendase por resurrección el acto de revivir luego de morir, estilo zombie. Pensé que argumentaría sobre cosas como:

  1. Como es posible que Jesús, en términos biológicos, fisiológicos, físicos, luego de llevar 3 días muerto, volviera a vivir. Realmente quisiera ver a algun creyente que me documente con evidencia científica cómo es esto posible.
  2. Ya que pasó tanto tiempo sin recibir oxígeno, al resucitar, ¿Jesús tenía daño cerebral?
  3. Si Jesús era supuestamente un humano como nosotros, ¿cómo podía desafiar todas estas limitaciones biológicas que nos afectan a nosotros, los verdaderos humanos?

Pero no. En cambio, el post trata sobre un libro que está supuesto a dar respuestas “sobrias y racionales” en defensa de la fé cristiana. Como es de esperar, lo menos que son éstas respuestas son racionales. Casi todas llaman la atención, pero la que sobrepasó todas mis expectativas fue ésta:

Admitir que Jesús es divino conlleva admitir que Él tiene autoridad absoluta sobre nuestras vidas, incluso nuestras vidas privadas, incluso aun nuestras vidas sexuales.

Ya lo saben. Jesús es un voyeurista y un pervertido. Mientras usted se baña, él lo mira con ojos lujuriosos. Cuando usted tiene sexo, él disfruta de la porno en tiempo real. Mas aún, como él tiene control sobre nuestras vidas sexuales, para todos los efectos es la Viagra que nos mantiene en condiciones. Así que ya sabe, si usted no funciona, no culpe a la disfunción erectil, culpe al que está allá arriba.

Éste es el colmo de los argumentos rídiculos, que solo tienen como fin el hacer sentir a las personas culpables por simplemente ser humanos. Nada nuevo viniendo de seguidores de una organización que lleva toda su existencia basando su poder en hacer sentir culpables a las personas por su comportamiento natural, pero ahora incluir a Jesús en la vida sexual, wow.

Pero que podemos esperar. Jesús según la Iglesia murió virgen, así que algo se tenía que inventar para sobrellevar los 2008 años sin hacer na’. No está fácil la cosa.