Poemas viejos.

abril 13, 2008

Unos poemas viejos, circa 2002 o 2001, da igual. Que mucho tiempo ha pasado.

Cuervos

Los cuervos de la muerte
picotean mi espalda,
mientras mis pulmones suspiran
mariposas atrofiadas.

Lapas chupan la sal de mis lágrimas
muriendo lentamente al quedar secadas por mi ignorancia.

Mi sangre cae sobre la tierra
que aspira mi agonía;
y al caer la lluvia
limpia los residuos de mi vida.

Extrañar

Extrañar es
vivir sin estar,
vivir en una lágrima
la felicidad ausente.

Sonreir a la sombra del árbol seco.

(la carcajada redunda en el alma
como un grito de auxilio
de una persona
atravesada por un cuchillo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: